Nuestro Blog

Psicología Positiva Potenciadora aplicada a Educación y Familia


post - copia
Loading

Padres pacientes: ¡la fórmula!

Sé que a veces sólo conocen el no como respuesta, no sueltan el chupete ni a tiros, se pelean constantemente entre hermanos, los horarios son caóticos, no hay manera de que hagan los deberes, y los padres nos preguntamos: ¿por qué no obedecen a la primera?, ¿por qué no hay manera de que se vayan a la cama?, ¿por qué se oponen a cualquier cosa que les proponemos?, ¿por qué parece que sólo se portan bien fuera de casa?, ¿por qué se enfadan con tanta facilidad?, ¿por qué parece que quienes mandan en la familia sean los niños y no los padres?

No obstante, siempre podemos hacer algo para no perder los nervios con los que más queremos. A continuación os ofrezco 5 consejos para ser más pacientes con nuestros hijos/as:

  1. Mente en positivo. Requiere tiempo y constancia. Entrenad la mente para focalizaros en los aspectos positivos, aquello que os haga sentir bien. Aceptad los aspectos positivos y negativos de vuestros hijos/as, ellos os quieren tal y como sois.
  2. Alimentad vuestra paciencia. Es una habilidad que se puede entrenar; así que poneos pequeños retos y aprended a relativizar. No hace falta alzar la voz y os sentiréis mejor.
  3. Avisos para “Parar y Pensar. Os ayudarán a deteneros y reflexionar antes de perder la paciencia. Útil para toda la familia. Utilizad técnicas como el DROP (detente, respira, observa y prosigue), semáforo (rojo=para y respira, amarillo=piensa, verde=continúa), post-it de tiempo muerto (útil para adolescentes). Cuando notéis que estáis perdiendo la paciencia, alejaos de la situación estresante.
  4. Bajad el nivel de exigencias. ¡Tanto con vosotros mismos, como con las circunstancias! Si no es posible tener la casa perfecta, no os obsesionéis. Es lógico que al tener niños las prioridades deban cambiar; así que haced un listado de prioridades y cumplid con lo estrictamente necesario hasta que tengáis más tiempo.
  5. Dedicaros tiempo. Para ser paciente es necesario que os sintáis bien con vosotros mismos, con la pareja, con la familia y que, por supuesto, dispongáis de momentos sólo para vosotros. Recargar las pilas de tanto en tanto es fundamental. Así que… ¿qué tal una hora para ti?

Espero os haya resultado útil. Si os ha gustado, os animo a que lo compartáis. Os dejo el enlace a un artículo relacionado.

 

Lara Gómez

About Lara Gómez

  •  

Leave a Comment