Nuestro Blog

Psicología Positiva Potenciadora aplicada a Educación y Familia


apoyo amigos
Loading

Amistades que se convierten en familia

La realidad es que la inmensa proporción de niños no se sienten apoyados en el proceso de la separación de sus padres. En general, familiares y amigos tienen un papel muy importante en este momento tan delicado.

Algunos niños pasan horas y horas en casa de sus amigos para alargar la estancia en casa ajena porque temen regresar a la suya. Los niños mayores pasan más tiempo con sus compañeros para distanciarse de sus hogares infelices. Prefieren estar en hogares en los que predominan la alegría y las caras alegres que convivir en un entorno de tristeza y de caras largas.

Es posible que haya personas que critiquen a las familias separadas; eso es porque ignoran el dolor que siente una familia cuando se rompe. Estas personas no deberían hablar mal de los que se separan, al contrario, harían bien en preguntar: ¿en qué podemos ayudaros?

Algunos niños/as tienen la suerte de poder contar con el consuelo, el soporte moral, el cariño de una persona justa (ya sea padrino, amigo, madre de un amigo, etc.); en cambio otros, no tienen a nadie. Cuando hay hermanos y se llevan bien se prestan ayuda mutua; pero la mayoría de los niños reconoce que no reciben ayuda de sus hermanos.

Lo peor es cuando el niño/a regresa a casa después de la escuela y no hay nadie esperándolo (ni hermanos ni adultos). Al no haber supervisión de adultos, cada vez consumen más horas y horas delante de pantallas, televisión etc. También el fin de semana se hace largo cuando se está solo.

Únicamente los niños mayores pueden no sentirse solos cuando cuentan con compañeros fieles a su lado o disfrutan de una buena relación con el progenitor que les acompaña.

Lara Gómez

About Lara Gómez

  •  

Leave a Comment