Nuestro Blog

Psicología Positiva Potenciadora aplicada a Educación y Familia


01879 - copia
Loading

¿Cómo justificar ante el niño/a la separación de los padres?

Lo primero de todo es explicarles con la mayor claridad posible que se separan los padres entre ellos como matrimonio, pero no de los hijos. Al niño/a le tiene que quedar muy claro que un desacuerdo, una separación o un divorcio no exime del compromiso adquirido de los padres respecto al cuidado de sus hijos. Ante una separación los niños/as sufren y se preocupan mucho. Piensan que si sus padres se han separado porqué no tendrían que hacerlo de ellos también. Así que cuidemos al máximo su equilibrio emocional.

Aquí os dejamos algunos consejos:

  • Comunicad la noticia conjuntamente y a la vez. Evitar comunicaciones por separado padre-hijo / madre-hijo. Si además, podéis pactar previamente el guión de lo que les contaréis, mejor.
  • Elegid el momento y lugar más adecuado. Mejor un lugar neutral que os permita hablar sin interrupciones.
  • Dosificad la información. No es necesario decirlo todo en un día. Podéis hacerlo en varios encuentros, y así el impacto será menos brusco; además, los niños podrán ir asimilando la nueva situación poco a poco.
  • Informadles de sus actividades, hábitos, normas y nuevas rutinas. Lo que harán cada día, dónde dormirán, cuándo verán a sus padres, etc. Que vean que los cambios no serán muy bruscos.
  • Transmitidles calma y control de la situación. Los padres sois los responsables de este proceso.
  • No busquéis culpables. La separación no es por culpa de los niños. La culpa no es de uno solo de los progenitores, en todo caso, de los dos.
  • Aclaradles sus dudas. Ayudarles a exteriorizar sus miedos y sus opiniones. Si la edad del niño/a y su capacidad de comprensión lo permiten, podéis contadle el verdadero motivo de la separación. Eso sí, nunca entraremos en el detalle ni le explicaremos todo con pelos y señales.

Ejemplo sencillos a la hora de comunicar este noticia:

  • Para los más pequeños: “Papá y mamá ya no son novios, pero siempre serán amigos y los dos estarán siempre a tu lado”.
  • Para niños entre 5 y 8 años: “Mira, cariños, los papás a partir de ahora ya no vivirán juntos. Es la mejor manera de que papá y mamá sigan siendo amigos y no los veas discutir ni pelear. Y así nosotros podremos seguirte queriendo siempre”.

En conclusión, los niños/as han de ver que a pesar de la separación su familia no se verá destruida. Les ha de quedar claro que es mejor que los papás sean buenos amigos viviendo separados que vivan juntos y peleando siempre. ¡No os perdáis próximos post relacionados!

Lara Gómez

About Lara Gómez

  •  

Leave a Comment