Nuestro Blog

Psicología Positiva Potenciadora aplicada a Educación y Familia


familia rota
Loading

Conozcamos sus reacciones ante la separación

A la mayoría de niños les preocupa el abandono; es decir, como la relación de pareja de sus padres se ha roto, temen que suceda lo mismo con la relación que tienen con ellos. Este sentimiento de temor deberían tenerlo presente todos los padres que se separan y así entenderían muchas reacciones aparentemente inexplicables de sus hijos (miedos nocturnos, ansiedad de separación de los padres, crisis de pánico, fobia escolar…). Por ello, muchos niños gritan angustiados por la noche “Mamaaaaaa” para asegurarse de que su madre sigue ahí.

¿Qué es lo que sienten?

  • Sentimiento de pérdida. Para ellos la separación es un shock; la separación significa un colapso de la estructura familiar y el hijo se siente tremendamente solo y asustado.
  • Sentimiento de culpabilidad. Muchos niños, no todos, se sienten responsables de la separación porque a veces oyen comentarios tan desafortunados como: “Este niño está acabando conmigo”, “Tengo ganas de perderte de vista”, “Se acabó, ya no lo aguanto más”, etc.
  • Fantasean con una posible reconciliación de los padres.
  • Idealización de uno de los progenitores. Normalmente idealizan al que menos tiempo pasa en casa, aunque no lo merezca, porque sienten la necesidad de tenerlo cerca.
  • Posible bajada del rendimiento escolar. 

¿Cómo responden en función de la edad?

  • Menores de 3 años
    • No afectados por la separación
    • Depresión por carencia afectiva (al inicio miran al progenitor que se ha ido con cara extraña hasta que vuelve a tener confianza)
  • De 3 a 5 años
    • Regresión a un etapa anterior (enuresis, encopresis, biberón, chupete)
    • Ansiedad por separación (trastornos del sueño)
    • Aumento de la agresividad (rabietas, tozudez, etc.)
  • De 6 a 8 años
    • Sentimiento de abandono
    • Lástima por el padre ausente
    • Proceso de duelo
    • Fantasías de reunificación de los padres
  • De 9 hasta 12 años
    • Intento de dominio por la actividad
    • Sentimiento de enfado y rabia hacia los padres
    • Sacudida de la identidad
    • Ansiedad acerca del sexo
  • De 13 a 18 años
    • Profundo sentimiento de pérdida
    • Manifestaciones depresivas
    • Alianza con uno de los progenitores
    • Ansiedad acerca del sexo
    • Retirada o aplazamiento a la entrada de la adolescencia

Por favor, bastante duro es para el niño/a asumir que sus padres se ha separado como para encima atemorizarlas con que no verán más a uno de los padres. Aunque no todos los niños/as experimentan necesariamente dificultades después de la separación de los padres; sí que recomiendo que los acompañéis en este proceso y les mostréis vuestro cariño porque os necesitan. Dejad a un lado el resentimiento hacia vuestra expareja y mostrad la madurez para cuidar de vuestros hijos.

Lara Gómez

About Lara Gómez

  •  

Leave a Comment